Pyongyang da ultimátum a Seúl por simulacro de ataque a su líder



El Ejército de Corea del Norte ha emitido su última advertencia en cuanto al ejercicio aéreo de Corea del Sur para atacar al líder norcoreano y advierte de recurrir a las medidas militares.

La agencia estatal surcoreana Yonhap, ha confirmado este domingo que el Ejército Popular del Gobierno norcoreano mediante un comunicado ha considerado la maniobra aérea que el vecino sureño llevó a cabo a gran escala el pasado lunes, como una ofensa al más alto rango político de Corea del Norte, por lo que ha exigido a Seúl que pida disculpas y castigue a los elementos involucrados en diseñar el ataque.   

De la misma forma, ha aseverado que la artillería de largo alcance del Gobierno de Pyongyang realizará una acción militar si Seúl hace caso omiso a esta advertencia.

Corea del Norte, pulsando unos botones, convertirá al palacio presidencial de Corea del Sur y sus edificios estatales en un puñado de cenizas”, advierte el Ejército norcoreano.
“Corea del Norte, pulsando unos botones, convertirá al palacio presidencial de Corea del Sur y sus edificios estatales en un puñado de cenizas”, ha advertido el Ejército norcoreano.

Anteriormente, Pyongyang alegó que Seúl ha simulado a través de 16 cazabombarderos un ataque contra la oficina del líder de la República Popular Democrática de Corea (RPDC), Kim Jong-un.

Las autoridades de Corea del Sur si bien han confirmado que fue un simulacro para apuntar contra uno de los edificios gubernamentales de Corea del Norte, han evitado expresar más detalles respecto al tema.

Kim Jong-un se comprometió el viernes a atacar los edificios gubernamentales de su vecino sureño si le retan.

Sus declaraciones se produjeron luego de que el jueves comenzaran las provocativas maniobras anuales conjuntas Foal Eagle, entre Estados Unidos y Corea del Sur.

El pasado domingo, Yonhap afrimó que Seúl forma una fuerza de élite de 3000 infantes de marina, bautizada “Spartan 3000”, para atacar Pyongyang en caso de contingencia. El regimiento fue entrenado a principios de este mes junto a las fuerzas de EE.UU. durante un ejercicio militar con más de 300 mil soldados.

La tensión en la península de Corea se volvió a disparar después de que Pyongyang llevara a cabo su cuarta prueba nuclear el pasado 6 de enero y un mes después lanzara un cohete con un satélite en lo que pudo ser un ensayo encubierto de un misil balístico.

El país asiático también disparó el pasado 17 de marzo otro misil balístico en el mar de Japón (conocido también como mar del Este), una medida que provocó la ira de Washington.

Pyongyang continúa desarrollando sus misiles balísticos en respuesta a las maniobras militares conjuntas que desarrollaron estos dos países, y ha advertido en reiteradas ocasiones de un ataque nuclear preventivo a su vecino sureño y a EE.UU.

En este contexto, lanzó ayer (el sábado) un nuevo video de propaganda en el que muestra el supuesto lanzamiento de un misil nuclear submarino contra Washington y concluye con la bandera estadounidense envuelta en llamas.


COMPARTE en Google+

Acerca de RJC Publi

0 comentarios:

Publicar un comentario